Corea del Sur multa a Apple por intentar «bloquear físicamente» las investigaciones del monopolio

Después de una larga telenovela, que ya parecía haber terminado, que involucraba investigaciones de monopolio a Corea del Sur, Apple volvió a los titulares del país. ¿El motivo? La empresa recibirá una multa porque aparentemente uno de sus ejecutivos intentó «bloquear físicamente» las investigaciones. ¿Qué?

Un breve resumen: todo comenzó en 2016, cuando los reguladores surcoreanos consideraron que Apple estaba imponiendo condiciones injustas a los operadores locales para la venta de iPhones, una práctica que no estaría de acuerdo con las leyes antimonopolio del país.

El caso se prolongó durante años: en 2019, Apple se defendió de las demandas; en 2020, la empresa propuso una inversión millonaria en el país como compensación y finalmente, hace aproximadamente dos meses, se estableció que el gigante de Cupertino pagaría US $ 90 millones (en forma de inversiones a instituciones surcoreanas) para cerrar el caso.

Todo parecía haber terminado, ¿verdad? Parecía … hasta que el Heraldo de Corea informó hoy que el Comisión de Comercio Justo de Corea del Sur (Comisión de Comercio Justo de Corea, o KFTC) planea aplicar una multa de 300 millones de wones (alrededor de $ 265,000) a Apple por intentar bloquear las investigaciones finales sobre las prácticas anticompetitivas de la compañía.

Según el informe, Apple bloqueó el acceso a Internet al equipo de la KFTC responsable de la investigación y se negó a enviar los documentos requeridos. Para empeorar las cosas, en una ocasión en noviembre de 2017, uno de los ejecutivos de la empresa intentó «detener físicamente» las investigaciones de uno de los empleados de la agencia, no se especificó esta «detención física», por lo que los posibles escenarios deberán permanecer en tu imaginación.

No se sabe por qué la KFTC tardó tanto en anunciar la multa, pero según la agencia, Apple incluso podría ser demandada por sus acciones: el ejecutivo involucrado en el incidente también podría enfrentar una demanda. La compañía, por supuesto, dijo que no estaba de acuerdo con la decisión:

Cooperamos plenamente con KFTC y ni Apple ni ninguno de nuestros empleados han hecho nada malo. Seguimos la ley en todos los lugares en los que operamos y estamos totalmente en desacuerdo con la KFTC en este caso. Esperamos tener la oportunidad de compartir los hechos con las autoridades.

Así que veamos cómo se desarrollará el caso ahora.

Artículos relacionados