Upcycling y trashion. ¿Qué son y por qué nos gustan tanto?

Cada vez somos más las personas que vemos un gran potencial en las cosas que ya no se usan, tanto en moda, como iremos viendo, como en diseño de mobiliario y elementos de decoración para el hogar o la ciudad.

 

No nos gusta abusar de anglicismos, ya que vemos que nos alejan de nuestro interlocutor, pero hay muchos términos en inglés que son muy descriptivos y nos ayudan a comprender mediante una sola palabra conceptos complicados.

 

Un ejemplo son trashion y especialmente upcycling. Trashion viene de trash (basura) y fashion (moda). Técnicamente moda hecha a partir de basura. Una primera mirada al término puede darnos una impresión de algo sucio y mal acabado, pero hay muchos trabajos que podemos definir como trashion que son auténticas obras de arte. Es cierto que la mayoría de los ejemplos que vemos bien por lo espectacular, o por los materiales que utilizan para su confección, resultan prendas poco o para nada ponibles, aunque tengan una hechura impecable. Resultan piezas de museo que difícilmente veremos en el uso diario. En el trabajo de Tytti Thusberg, vemos como conjuga perfectamente obras de arte, hechas a partir de objetos cuyo uso “normal” ha sido agotado (bolsas de té, mascarillas de enfermería…), con prendas de uso cotidiano fabricadas con materiales desechados o restos de fábricas.

 

En este punto, es donde entramos en un terreno que trashion comparte con upcycling, concepto que no sólo habla de reciclaje, sino del valor añadido que adquiere una prenda por el propio hecho de ser reciclada.

 

¿Cuándo hablamos de trashion y cuándo de upcycling? La verdad es que no es fácil, nosotras dejaríamos trashion para lo que es claramente moda hecha a partir de basura y guarda esa estética, quizás como respuesta a una reflexión sobre el consumo y la cantidad de residuos que generamos. Y el upcycling para esas prendas recicladas a las que la propia transformación las hace una prenda mejor.

 

TrucaRec

 

Un colectivo que a nosotras nos inspiró para empezar el proyecto y que podemos enmarcar entre estos dos conceptos es Truca Rec. Con un aire fresco y descarado en muchos casos, transforman prendas, crean máscaras imposibles y txapelas (boinas vascas) con tejidos reciclados y otros objetos encontrados. Además de dar talleres continuos en torno al reciclaje creativo de ropa, están en todos los eventos relacionados con consumo responsable de Bilbao y alrededores. Han creado proyectos como Retromáquina, en el que invitaron a diseñadores, estilistas y artistas de Bilbao a crear un conjunto utilizando ropa en desuso que pusieron a su alcance. También las pudimos ver colaborando dentro del certamen “stand up surf” en la ría de Bilbao donde estuvieron con sus máquinas de coser creando diferentes piezas a partir de velas de barcos desechadas.

 

Te invitamos a seguir descubriendo iniciativas que tratan de reducir los recursos creando prendas nuevas a la vez que reducimos los residuos que generamos. En definitiva, una manera de hacer moda que respeta al planeta.


Publicación más antigua Publicación más reciente


Dejar un comentario