Ideas sostenibles para renovar tu armario

Desde AATMA queremos traerte algunas ideas sostenibles para renovar tu armario sin producir más residuos.

 

En AATMA sabemos que es difícil salir a comprar ropa y no entrar en una tienda de alguna de las grandes cadenas de moda que proliferan en las calles y centros comerciales de nuestra ciudad. ¿Quién ha podido resistirse a comprar unos vaqueros por 9,95 € o una camiseta por 4,99 €? Es una manera fácil, rápida, cómoda y económica de comprar, pero ¿es realmente sostenible este tipo de consumo?

 

El modelo de producción de moda denominado “Fast Fashion” está basado en producir una nueva colección cada 15 días. Lo que hace unos años eran dos colecciones anuales, primavera-verano y otoño-invierno, ha quedado relegado a colocar nuevos productos cada vez con menor intervalo de tiempo a un precio más asequible para llegar a un público masivo. Cada año se compran millones de toneladas de ropa que acaban en el vertedero.

 

En concreto en España se desechan más de 300.000 toneladas de ropa al año, entre 8 y 9 kg. de ropa por habitante y año. Tirar la ropa a la basura significa abocarla en un vertedero o incinerarla. En el vertedero, si las fibras que componen la prenda son naturales, tras muchos años se descomponen. Si la prenda está compuesta por fibras sintéticas, como ocurre en la mayoría de los casos, el residuo se hace eterno formando montañas de poliéster sintético que son muy contaminantes.

 

La realidad es que ya hay suficiente ropa como para vestir a los siete mil millones de personas que poblamos el planeta durante varios años. La buena noticia es que hoy en día hay varias opciones para generar menos residuos textiles. El primer paso es reducir el consumo, pero si realmente necesitas completar tu armario con alguna prenda puedes hacer lo siguiente:

 

Intercambiar o compartir.

Pedir ropa prestada a amigos o familiares es una buena solución para completar nuestro outfit cuando necesitamos ropa para un evento determinado. Para algo más duradero lo ideal es participar en un intercambio. Hoy en día se ha puesto de moda con el nombre de swap. Se trata de cambiar prendas que apenas has utilizado por otras que te parecen más atractivas.

 

Reparar o modificar la ropa estropeada o que ya no utilizas.

Seguramente en tu barrio o ciudad seguro que hay talleres que te pueden ayudar a modificar esa prenda que hace tiempo que no te pones. En Teté CaféCostura tienen una colección de upcycling que te puede inspirar.

 

Finalmente si decides deshacerte de la prenda, en función de si está o no en buen estado, tienes varias opciones:

 

Donar

Organizaciones como Humana, recogen ropa en buen estado que sus dueños ya no utilizan y la venden en sus tiendas de segunda mano. En AATMA aprovechamos esas telas que ya no usas para crear bolsos y fundas tan bonitos como estos.

 

Desechar

Si la ropa está muy deteriorada la opción más sostenible es llevarla al punto limpio de tu ciudad, donde se gestionará adecuadamente y así evitarás contaminar innecesariamente.

 

En conclusión siempre hay opciones para vestir bien sin generar más residuos y no es difícil desechar adecuadamente la ropa que ya no nos ponemos. Si lo ponemos en práctica el medio ambiente nos lo agradecerá!


Publicación más antigua Publicación más reciente


Dejar un comentario